Entradas

¿Necesita mi negocio hacer marketing digital?

Estamos en una era de cambio, de cambio digital, y las empresas que no consigan adaptar sus modelos de negocio, productos y/o servicios a las nuevas condiciones que marcan el desarrollo de Internet y de las nuevas tecnologías terminarán por desaparecer.

La transformación digital es ya una realidad para el 54% de los directores de marketing, el 24% está en camino de digitalizar sus empresas y tan solo el 22% sigue encontrando barreras al cambio según declara el Índice de Expectativas de los Directores de Marketing (IEDM) para el segundo semestre de 2017, que ha elaborado la Asociación de Marketing de España.

El acceso a la información en cualquier momento y lugar que proporciona Internet y los nuevos dispositivos móviles a los usuarios, unido al auge de las Redes Sociales, ha provocado un cambio en el cliente digital que ha pasado de ser un consumidor pasivo a un consumidor mucho más exigente e informado que antes de adquirir un producto o servicio lee, mira vídeos, compara y revisa las opiniones de otros consumidores.

Este empoderamiento del consumidor 2.0 ha transformado por completo la forma de hacer marketing para las empresas. Si antes valía con atiborrar al consumidor con publicidad offline sobre las bondades de tu marca y productos/servicios para darte a conocer y conseguir ventas, esta fórmula ya no es válida con estas nuevas condiciones.

Y es que hoy en día hay tanta competencia que el consumidor digital tiene tantas opciones donde elegir que si tu marca no es capaz de ser visible, captar su atención, aportarle valor para que te escoja y darle un trato personalizado y diferencial terminará marchándose a un competidor que si le ofrezca esto.

Por lo tanto, en esta era digital, aprovechar las ventajas que ofrece Internet, los medios sociales y las nuevas tecnologías (móviles, tablets, smart TV, coches y casas conectadas, etc.) para hacer marketing es lo que podríamos definir como marketing digital.

¿QUÉ ES ESTO DEL MARKETING DIGITAL?

No obstante, aunque el marketing digital consista en hacer marketing a través de Internet y medios sociales hay que destacar que el modelo de marketing si ha cambiado.

Mientras antes las marcas iban a buscar a los clientes, ahora son los clientes los que buscan a las marcas. Esto es lo que se conoce como Inbound Marketing y es una consecuencia directa de la transformación digital que estamos viviendo.

¿Y en qué consiste el Inbound Marketing?

Pues muy sencillo, este modelo de marketing consiste en atraer, convencer, convertir y enamorar a tus clientes para que se conviertan en los mejores embajadores de tu marca.

Y esto se consigue, primero, conociendo cómo es el estereotipo de tu cliente ideal para segmentar tus campañas de marketing y, segundo, aportándole valor en cada una de las etapas que tu cliente ideal experimenta desde que te conoce hasta que finalmente se convierte en un prescriptor de tu marca.

¿CÓMO EMPIEZO A HACER MARKETING DIGITAL?

Evidentemente para atraer, convencer, convertir y enamorar a tus clientes con marketing digital necesitas elaborar “tu plan”.

Exacto, necesitas un plan de marketing digital que te permita planificar todas las estrategias y acciones de marketing digital que te permitan llegar a tu cliente ideal y alcanzar tus objetivos de marketing para tu negocio.

¿Y cómo elaboro un plan de marketing digital?

Lógicamente, para elaborar un plan de marketing digital tienes que tener algunos conocimientos básicos de marketing online, pero siguiendo estos sencillos pasos vas a ser capaz de elaborar tu propio plan de marketing digital.

Paso 1.- Reflexiona sobre tu modelo de negocio

Tómate tu tiempo para entender perfectamente tu negocio (sector, mercado, competidores, público objetivo, propuesta de valor, logotipos e imagen de marca, zona geográfica, relación con proveedores y distribuidores, estructura de costes e ingresos, etc.)

Paso 2. Analiza a tus competidores

Identifica que negocios están intentando posicionar las palabras clave que definen tu idea de negocio (P.ej. Floristería en Madrid) y productos o servicios (P.ej. Ramo de flores para boda) en Internet.

Una vez identificados debes analizar su imagen de marca, su web, sus redes sociales, que dicen sus clientes de ellos, si hacen publicidad online, etc.

Paso 3. Realiza una auditoria digital de tu negocio

Analiza si tu página web esta diseñada para que tus visitantes tengan una experiencia de usuario agradable que les invite a comprar (carga rápida, adaptada a dispositivos móviles, contenido de valor, legible, usable, navegable, etc.), si tus redes sociales están optimizadas e interactúas con tu audiencia, tus campañas publicitarias en buscadores y redes sociales, tu reputación online, etc.

Paso 4. Elabora tu DAFO

Realiza un análisis interno (puntos fuertes y débiles) y externos (oportunidades y amenazas) de tu negocio.

Paso 5. Identifica el perfil de tu cliente ideal

Construye el estereotipo de tu cliente ideal (características socio demográficas, motivaciones, conducta online, hábitos laborales, etc.) y como se comporta durante el proceso de búsqueda y compra.

Paso 6. Selecciona unos objetivos

Piensa que objetivos de marketing quieres alcanzar (visibilidad, posicionamiento, captación de leads, conversiones o fidelización).

Es muy importante que los objetivos que selecciones sean específicos, medibles, alcanzables, realistas y acotados en el tiempo, para evitar crearte falsas expectativas y perder dinero.

Paso 7. Plantea tus estrategias y acciones

Adapta tus estrategias a los objetivos que quieres alcanzar (P.ej. Si tu objetivo es de posicionamiento tus estrategias pueden ser SEO, Marketing de Contenidos y Redes Sociales) y planifica acciones concretas (P.ej. para las estrategias anteriores las acciones podrían ser mejoras de SEO técnico, Linkbuilding, escribir artículos en el blog y hacer campañas de Ads en resdes sociales).

Paso 8. Selecciona las métricas y los KPIs de tu plan

Si tu plan no tiene unas métricas adecuadas que te permitan evaluar el desempeño de tus estrategias y la consecución de tus objetivos no serás capaz de saber si lo que estás haciendo es correcto, no podrás cambiar nada para obtener mejores resultados y en definitiva estarás perdiendo el tiempo y dinero.

Las métricas son indicadores para medir el correcto desempeño de una estrategia (P.ej. Visitas a la web para medir las estrategias de SEO) y un KPI (Key Performance Indicators) es una métrica que miden la consecución de un objetivo (P.ej. Número de formularios enviados para un objetivo de captación de leads).

Paso 9. Elabora tu presupuesto y cronograma de ejecución

Antes de poner en marcha tu plan de marketing es importante que calcules cuanto te va a costar ejecutar tu plan de marketing para saber si cuentas con presupuesto suficiente o tienes que ajustar las acciones que vas a llevar a cabo.

Una vez cerrado el presupuesto elabora un cronograma de ejecución, entre tres y seis meses de duración para que puedas medir y optimizar, dándole prioridad a aquellas acciones más importantes dentro de tus estrategias.

Paso 10. Mide y optimiza

Lo mejor del marketing digital, y lo que lo diferencia con el marketing offline, es que todas las acciones se pueden medir. Así que no te canses de recopilar datos, medir que impacto tienen tus acciones, potenciar aquellas que mejores resultados te están dando y abandonar o modificar aquellas que menos.

CONCLUSIÓN

Por lo tanto, a la pregunta ¿Necesita mi negocio hacer marketing digital? la respuesta es un sí rotundo.

Piensa que tus competidores ya lo están haciendo y que tus potenciales cliente se están marchando a la competencia simplemente por el hecho de que ellos tienen más visibilidad en Internet, una página web pensada para mejorar la experiencia de usuario, manejan mejor las redes sociales e interactúan más con su audiencia, crean artículos de valor en su blog y videotutoriales para atraer a nuevos clientes y realizan acciones de marketing para fidelizar a sus clientes.

Por ello, no vuelvas a hacerte esta pregunta, ponte manos a la obra cuanto antes y empieza a elaborar tu plan de marketing digital para impulsar online tu negocio.

Los 3 problemas de una estrategia de social media no son las redes sociales

La reputación de una marca depende en gran medida a la interacción exitosa que tenga con sus clientes en sus plataformas sociales, redes sociales como Instagram, Twitter, Snapchat, Facebook o Youtube, entre otros.

Se prevé que para 2019 el gasto corporativo en campañas de social media ascienda a 17 mil millones de dólares solo en Estados Unidos, lo cual confirma que las redes sociales son una parada obligada para cualquier marca que quiera crecer.

Sin embargo, cunado una marca carece de personalidad o productos memorables, cualquier estrategia de marketing digital fallará. De acuerdo con CMO, estos son algunos de los problemas más comunes en una estrategia de social media:

Liderazgo

En ocasiones, los problemas de una marca no tienen que ver con sus redes sociales o el presupuesto para trabajar los proyectos, sino la falta de apoyo de la gerencia o la falta de una mentalidad, ya que las empresas están bajo una enorme presión para aumentar los beneficios. Para ello, la cultura de la empresa tiene que ajustarse a las expectativas reales. Además, los problemas de liderazgo pueden empañar el éxito en redes sociales.

Choque de contenido

El “content shock” es un término acuñado en 2014 que ha sido adoptado para describir lo que sucede cuando un nicho de mercado ha sido inundado con contenido de calidad, lo cual representa a la compañía como en “buena forma”, sin embargo, si llegas tarde al juego, puede ser casi imposible competir sin un enorme esfuerzo y costo. Sucede a aquellas compañías que ignoran que su segmento de mercado está sobre saturado, por lo que requerirán encontrar una nueva forma de maniobra, mirando en diferentes plataformas, tipos de contenidos o audiencias a seguir.

Objetivos poco realistas

Si una marca está entrando en una espiral de esfuerzo de marketing en redes sociales con el único objetivo de un aumento inmediato en ventas, estará destinada al fracaso, ya que una buena estrategia tendrá resultados hasta después del primer año, ya que si lo busca antes, terminará decepcionado.

Por Eduardo Venegas

Claves para mejorar el posicionamiento web en vacaciones

Cuando llega el verano, llegan las vacaciones: La actividad empresarial se ralentiza, los consumidores cambian su lugar habitual de residencia y sus costumbres.

mejorarSEOvacaciones

A no ser que tu empresa tenga durante el verano la temporada alta, es posible que caigan tus visitas y tu volumen de negocio, pero eso no significa que debas abandonar tu web y “cerrar por vacaciones”.

Debes de decidir que ritmo de trabajo quieres mantener durante las vacaciones y realizar o mandar realizar determinadas tareas que con un ritmo frenético en plena temporada pueden resultar más complicadas de acometer.

Es un tiempo magnífico para reforzar los cimientos de la presencia online de nuestro negocio mediante una serie de consejos para mejorar durante las vacaciones.

En verano refuerza los cimientos de la presencia online de tu negocio

Analiza tus datos

Analiza tus datos tanto actuales como anteriores.

Utiliza Google Analytics para obtener información en detalle:

¿Qué funcionó bien el año pasado?

¿Qué es lo que no funcionó?

¿Ha habido algún hito ó circunstancia importante?

Toda la información que puedas recopilar te servirá para tener un mayor conocimiento y además te servirá para elaborar una estrategia que potencie tus puntos fuertes y “lime” tus puntos débiles.

Si no recoges suficiente información, no te preocupes, ahora es el momento para crear la infraestructura suficiente para empezar a recogerla: utiliza unos parámetros apropiados de tracking en Google analytics, complementa con otras plataformas que te aporten estadísticas que te aporten información suficiente para poder decidir.

No dejes de publicar! : Programa contenido

Lo ideal es mantener el ritmo de publicación: puedes preparar con antelación contenido y programar los artículos para que se vayan publicando en las fechas en las que tu disfrutes de las vacaciones o te dediques a otras tareas.

Si lo encuentras adecuado, a lo mejor puedes publicar menos artículos, pero nunca dejes a tus usuarios sin la posibilidad de mantenerse conectado contigo.

Tampoco te permitas la bajada de posiciones en los resultados de búsqueda por “cerrar tu web por vacaciones”.

Publica contenido más ligero

Ten en cuenta que la mayoría de tus usuarios estarán disfrutando de vacaciones, relajados y tratando de recuperar fuerzas para la nueva temporada: ofrece contenidos que no sean densos y que les permitas disfrutar sin grandes esfuerzos.

Reforzar tus canales más visuales como YouTube, Vimeo, …

Contenido más ligero, fácil de leer: puedes publicar resúmenes, recopilaciones, mejor que no

Aporta humor a tus publicaciones

Planificación de estrategias

El verano es un tiempo perfecto para planificar.

Cuando el día a día es menos intenso podemos aprovechar a planificar nuestras estrategias del próximo año: tenemos más tiempo, y la cabeza más despejada.

Con la información recogida en las analíticas que has recogido, elabora tus objetivos y márcate la ruta para conseguirlos.

Mejora tu SEO

Trabajar cada día en mejorar el posicionamiento web es imprescindible para lograr visibilidad y aumentar así las posibilidades de negocio de nuestras empresas.

Te recomiendo que realices tareas de supervisión y “mantenimiento” de tus artículos

Mejora tu estructura de enlaces internos

Revisa tus enlaces externos

Comprueba si tienes enlaces rotos

Actualiza y amplía tus artículos si se han quedado anticuados

Optimiza para tus keywords

Prepara Nuevos formatos

Seguramente tienes curiosidad por experimentar nuevos formatos, pero el día a día no te lo permite.

Puedes preparar:

  • Ebooks
  • Cursos
  • Seminarios
  • Videos
  • Podcasts

Descansa

No te olvides que el rendimiento del resto del año depende en gran medida de lo que puedas descansar en vacaciones : es importante que te dediques el tiempo necesario para despejarte, cargar las pilas y así poder volver con energías renovadas.