Entradas

¿Necesita mi negocio hacer marketing digital?

Estamos en una era de cambio, de cambio digital, y las empresas que no consigan adaptar sus modelos de negocio, productos y/o servicios a las nuevas condiciones que marcan el desarrollo de Internet y de las nuevas tecnologías terminarán por desaparecer.

La transformación digital es ya una realidad para el 54% de los directores de marketing, el 24% está en camino de digitalizar sus empresas y tan solo el 22% sigue encontrando barreras al cambio según declara el Índice de Expectativas de los Directores de Marketing (IEDM) para el segundo semestre de 2017, que ha elaborado la Asociación de Marketing de España.

El acceso a la información en cualquier momento y lugar que proporciona Internet y los nuevos dispositivos móviles a los usuarios, unido al auge de las Redes Sociales, ha provocado un cambio en el cliente digital que ha pasado de ser un consumidor pasivo a un consumidor mucho más exigente e informado que antes de adquirir un producto o servicio lee, mira vídeos, compara y revisa las opiniones de otros consumidores.

Este empoderamiento del consumidor 2.0 ha transformado por completo la forma de hacer marketing para las empresas. Si antes valía con atiborrar al consumidor con publicidad offline sobre las bondades de tu marca y productos/servicios para darte a conocer y conseguir ventas, esta fórmula ya no es válida con estas nuevas condiciones.

Y es que hoy en día hay tanta competencia que el consumidor digital tiene tantas opciones donde elegir que si tu marca no es capaz de ser visible, captar su atención, aportarle valor para que te escoja y darle un trato personalizado y diferencial terminará marchándose a un competidor que si le ofrezca esto.

Por lo tanto, en esta era digital, aprovechar las ventajas que ofrece Internet, los medios sociales y las nuevas tecnologías (móviles, tablets, smart TV, coches y casas conectadas, etc.) para hacer marketing es lo que podríamos definir como marketing digital.

¿QUÉ ES ESTO DEL MARKETING DIGITAL?

No obstante, aunque el marketing digital consista en hacer marketing a través de Internet y medios sociales hay que destacar que el modelo de marketing si ha cambiado.

Mientras antes las marcas iban a buscar a los clientes, ahora son los clientes los que buscan a las marcas. Esto es lo que se conoce como Inbound Marketing y es una consecuencia directa de la transformación digital que estamos viviendo.

¿Y en qué consiste el Inbound Marketing?

Pues muy sencillo, este modelo de marketing consiste en atraer, convencer, convertir y enamorar a tus clientes para que se conviertan en los mejores embajadores de tu marca.

Y esto se consigue, primero, conociendo cómo es el estereotipo de tu cliente ideal para segmentar tus campañas de marketing y, segundo, aportándole valor en cada una de las etapas que tu cliente ideal experimenta desde que te conoce hasta que finalmente se convierte en un prescriptor de tu marca.

¿CÓMO EMPIEZO A HACER MARKETING DIGITAL?

Evidentemente para atraer, convencer, convertir y enamorar a tus clientes con marketing digital necesitas elaborar “tu plan”.

Exacto, necesitas un plan de marketing digital que te permita planificar todas las estrategias y acciones de marketing digital que te permitan llegar a tu cliente ideal y alcanzar tus objetivos de marketing para tu negocio.

¿Y cómo elaboro un plan de marketing digital?

Lógicamente, para elaborar un plan de marketing digital tienes que tener algunos conocimientos básicos de marketing online, pero siguiendo estos sencillos pasos vas a ser capaz de elaborar tu propio plan de marketing digital.

Paso 1.- Reflexiona sobre tu modelo de negocio

Tómate tu tiempo para entender perfectamente tu negocio (sector, mercado, competidores, público objetivo, propuesta de valor, logotipos e imagen de marca, zona geográfica, relación con proveedores y distribuidores, estructura de costes e ingresos, etc.)

Paso 2. Analiza a tus competidores

Identifica que negocios están intentando posicionar las palabras clave que definen tu idea de negocio (P.ej. Floristería en Madrid) y productos o servicios (P.ej. Ramo de flores para boda) en Internet.

Una vez identificados debes analizar su imagen de marca, su web, sus redes sociales, que dicen sus clientes de ellos, si hacen publicidad online, etc.

Paso 3. Realiza una auditoria digital de tu negocio

Analiza si tu página web esta diseñada para que tus visitantes tengan una experiencia de usuario agradable que les invite a comprar (carga rápida, adaptada a dispositivos móviles, contenido de valor, legible, usable, navegable, etc.), si tus redes sociales están optimizadas e interactúas con tu audiencia, tus campañas publicitarias en buscadores y redes sociales, tu reputación online, etc.

Paso 4. Elabora tu DAFO

Realiza un análisis interno (puntos fuertes y débiles) y externos (oportunidades y amenazas) de tu negocio.

Paso 5. Identifica el perfil de tu cliente ideal

Construye el estereotipo de tu cliente ideal (características socio demográficas, motivaciones, conducta online, hábitos laborales, etc.) y como se comporta durante el proceso de búsqueda y compra.

Paso 6. Selecciona unos objetivos

Piensa que objetivos de marketing quieres alcanzar (visibilidad, posicionamiento, captación de leads, conversiones o fidelización).

Es muy importante que los objetivos que selecciones sean específicos, medibles, alcanzables, realistas y acotados en el tiempo, para evitar crearte falsas expectativas y perder dinero.

Paso 7. Plantea tus estrategias y acciones

Adapta tus estrategias a los objetivos que quieres alcanzar (P.ej. Si tu objetivo es de posicionamiento tus estrategias pueden ser SEO, Marketing de Contenidos y Redes Sociales) y planifica acciones concretas (P.ej. para las estrategias anteriores las acciones podrían ser mejoras de SEO técnico, Linkbuilding, escribir artículos en el blog y hacer campañas de Ads en resdes sociales).

Paso 8. Selecciona las métricas y los KPIs de tu plan

Si tu plan no tiene unas métricas adecuadas que te permitan evaluar el desempeño de tus estrategias y la consecución de tus objetivos no serás capaz de saber si lo que estás haciendo es correcto, no podrás cambiar nada para obtener mejores resultados y en definitiva estarás perdiendo el tiempo y dinero.

Las métricas son indicadores para medir el correcto desempeño de una estrategia (P.ej. Visitas a la web para medir las estrategias de SEO) y un KPI (Key Performance Indicators) es una métrica que miden la consecución de un objetivo (P.ej. Número de formularios enviados para un objetivo de captación de leads).

Paso 9. Elabora tu presupuesto y cronograma de ejecución

Antes de poner en marcha tu plan de marketing es importante que calcules cuanto te va a costar ejecutar tu plan de marketing para saber si cuentas con presupuesto suficiente o tienes que ajustar las acciones que vas a llevar a cabo.

Una vez cerrado el presupuesto elabora un cronograma de ejecución, entre tres y seis meses de duración para que puedas medir y optimizar, dándole prioridad a aquellas acciones más importantes dentro de tus estrategias.

Paso 10. Mide y optimiza

Lo mejor del marketing digital, y lo que lo diferencia con el marketing offline, es que todas las acciones se pueden medir. Así que no te canses de recopilar datos, medir que impacto tienen tus acciones, potenciar aquellas que mejores resultados te están dando y abandonar o modificar aquellas que menos.

CONCLUSIÓN

Por lo tanto, a la pregunta ¿Necesita mi negocio hacer marketing digital? la respuesta es un sí rotundo.

Piensa que tus competidores ya lo están haciendo y que tus potenciales cliente se están marchando a la competencia simplemente por el hecho de que ellos tienen más visibilidad en Internet, una página web pensada para mejorar la experiencia de usuario, manejan mejor las redes sociales e interactúan más con su audiencia, crean artículos de valor en su blog y videotutoriales para atraer a nuevos clientes y realizan acciones de marketing para fidelizar a sus clientes.

Por ello, no vuelvas a hacerte esta pregunta, ponte manos a la obra cuanto antes y empieza a elaborar tu plan de marketing digital para impulsar online tu negocio.

¿Por qué tu negocio debe tener una página web?

Durante los últimos 30 años la necesidad de las empresas por estar presentes en la red  ha crecido tanto que han terminado por revolucionar nuestra forma de hacer negocios.

Las compañías comenzaron a crear mensajes promocionales a través del correo electrónico, los buscadores, las redes sociales y todo tipo de banners. Las áreas creativas se enfrentaron a un nuevo reto y, hoy en día, es impensable tener un negocio sin presencia digital.

Tener presencia en Internet es una gran oportunidad para las Pequeñas y Medianas Empresas. En República Dominicana existen una cantidad indefinida de negocios formales e informales. Según un estudio, solamente el 30% de estas empresas utilizan alguna Tecnología de la Información y Comunicación como son una computadora e Internet.

En la actualidad, tener una página web nos brinda credibilidad ante los clientes potenciales y nos ayuda a ser visibles en los buscadores, de ahí la importancia de crear una estructura en la que el contenido resulte relevante. Considera que muchas visitas a tu sitio serán de personas que no conocen tu marca, incluye su ubicación física, número telefónico, mail de contacto y/o redes sociales, así como fotografías de alta calidad de tus productos.

¿Por dónde empezar?

El primer paso para estar en Internet es registrar un dominio, es decir, la dirección o nombre que usaremos para identificar un sitio web en Internet. Cuida que sea memorable y que se relacione con tu empresa, producto o servicio.

El dominio que representa a República Dominicana en el mundo es el .DO, esta terminación es una excelente opción para llegar al mercado mexicano o para darnos a conocer como una empresa mexicana que ofrece productos o servicios nacionales. Algunos buscadores, favorecen aquellos nombres de dominio que ayudan a identificar el lugar donde se localizan por lo que un dominio te acerca con quienes buscan tus productos o servicios en el país.

En México existen más de 65 millones de internautas por lo que un .MX es una excelente opción para enfocar tu comunicación o conectar con todos ellos.

Si ya sabes el nombre que te interesa, puedes hacer una búsqueda rápida en el sitio web de Godaddy y revisa en cuestión de segundos si el nombre que elegiste está disponible. Es muy sencillo el proceso de registro y no existen restricciones para poder registrar un nombre, siempre y cuando éste se encuentre disponible.

Las PyMEs pueden aumentar considerablemente sus ventas al tener un sitio web efectivo.  Al brindarles a los clientes la posibilidad de que ordenen o soliciten los productos o servicios por la red, la experiencia de compra se hace mucho más fácil y accesible. Tu negocio estará en operación las 24 horas del día, los 365 días del año y las distancias ya no serán un obstáculo.

¿Qué esperas para comenzar a disfrutar de los beneficios de tener tu propio sitio web?

Cómo elegir entre Mobile First y Web Responsive. El diseño de la web del futuro

Durante los últimos años, y hasta ahora, hemos estado hablando sobre la importancia del Mobile First en el ámbito del diseño web. Sin embargo, el hecho de que la gran mayoría de los negocios basados en la tecnología mobile y en el mundo de las apps hayan adaptado también sus contenidos a pantallas más grandes nos hace plantearnos si es realmente el concepto Mobile First tan relevante como creemos o ha quedado desfasado. En este artículo investigamos más sobre el diseño web para saber qué marcará el futuro y así poder elegir entre Mobile First y Web Responsive.

El concepto Mobile First

El concepto Mobile First fue creado por Luke Wroblewski a partir del cambio en la manera en que los usuarios navegan por Internet y consiste en diseñar las páginas web adaptándose en un primer momento a los terminales móviles, y más adelante adaptarlo para pantallas de ordenador.

Cada vez pasamos más tiempo conectados a nuestro móvil, bien es cierto que la mayor parte de este tiempo lo invertimos en aplicaciones, no en navegar por la web. Aún así es un factor a tener en cuenta, especialmente porque cada vez más personas tienen Smartphones, de hecho, se calcula que a final de año habrá más móviles que personas en el mundo.

El objetivo de esta filosofía es llegar a un mayor número de personas, así como centrar el contenido del diseño en algo más funcional, teniendo en cuenta que cuando perdemos hasta el 80% de la pantalla se tiende a priorizar y optimizar el contenido al nuevo contexto.

Junglee, la nueva tienda lanzada por Amazon para el mercado indio, es un ejemplo de cómo se aplica este concepto. Amazon optó por el Mobile First ya que en India la mitad de los accesos a internet se realizan a través de los móviles.

mobile-first-img11

Web responsive

En el caso del web responsive, primero se desarrolla la versión de escritorio pensada para ordenadores y posteriormente esta se adapta para poder mostrar el sitio web de forma correcta en pantallas más reducidas. Lo que se busca con esta técnica es la correcta visualización de una misma página en distintos dispositivos, ya sean ordenadores, tablets o móviles.

Se caracteriza porque tanto contenidos como imágenes son fluidos y se usa un código media query de CSS3. Este tipo de diseño permite reducir el tiempo de desarrollo, evita los contenidos duplicados y aumenta la viralidad.

Cómo elegir entre Mobile First y Web Responsive

Existe un debate sobre cuál es el tamaño de pantalla ideal para adaptar distintos contenidos, y aún ahora no se ha llegado a una conclusión puesto que es un target muy flexible. Por tanto ¿qué podemos sacar en claro? Quizás estamos enfocando el concepto de un modo erróneo, quizás el concepto “mobile” no tendría que hacer referencia al dispositivo sino al acceso que tenemos a la información y a los contenidos. Quizás no deberíamos obsesionarnos acerca de qué es mejor iOs o Android, o el teléfono o la tablet. Puede que debamos centrar nuestra atención en las pantallas y no en los dispositivos.

Si nos fijamos, en los negocios dedicados exclusivamente al mercado mobile como podrían ser Instagram o Wave o incluso aplicaciones de mensajería como Facebook Messenger o WhatsApp han desarrollado aplicaciones web que usan diseños orientados a pantallas más grandes.

2016-07-04

Irónicamente, cuando pensamos en el desarrollo de producto nos fiamos más en una pantalla grande. En el trabajo, la mayoría de la gente pasa delante de un monitor una gran parte del día con lo que concluimos que la pantalla dominante en el ámbito laboral sigue siendo una grande y es difícil que esto cambie. Por eso, si tu negocio se dedica al diseño de software para vender a empleados o compañías probablemente debas plantearte un diseño tanto para pantallas grandes como otras más pequeñas. Es decir, no se trata únicamente de hacerlo implementando el Mobile First. Del mismo modo, si lo que te planteas es diseñar una app de creación de contenido que vaya más allá de los 140 carácteres o bien una foto, probablemente pueda desarrollarse mejor en una pantalla grande. Por ejemplo, yo no estoy escribiendo este artículo desde mi teléfono ni tan solo una tablet. Necesito una pantalla grande.

Por lo tanto vemos que el diseño web para ordenadores es en ciertas ocasiones más útil que el diseño mobile.

¿Es el Mobile First un negocio de nicho?

Viendo lo comentado anteriormente, podemos decir que es cierto que para muchos servicios el uso de dispositivos móviles es mucho mayor que el de los dispositivos de escritorio, lo que no es cierto es que esto es un patrón universal. Del mismo modo que para mucha gente la principal pantalla es la de su Smartphone, la que usan la mayor parte del tiempo, pero no es la única pantalla que importa. El mundo se está llenando de miles y miles de pantallas, pero no todas ellas son teléfonos.

Por lo tanto, si lo que importa son las pantallas y no los dispositivos, la idea de un negocio que implemente el concepto Mobile First o Mobile Only es que se dirige a un nicho muy concreto. Cuando estos disruptivos negocios mobile crezcan y escalen se darán cuenta de que necesitan poder ofrecerles a sus usuarios contenidos tanto para pantallas pequeñas como grandes.

Además, se ha de tener en cuenta que existen otras pantallas grandes, como las televisiones, que están evolucionando y cada vez se orientan más a Internet.

La clave está en pensar en el tiempo que pasamos ante las pantallas: De media, pasamos unos 444 minutos (7,4 horas) cada día:

Infografía

En definitiva, no existe un mejor o peor enfoque, ambos, tanto el Mobile First como el Web Responsive son igual de funcionales. Por eso, a la hora de decidir entre Mobile First o Web Responsive es necesario estudiar tu propia audiencia y considerar desde qué dispositivos se visualiza tu sitio web. Para ello, revisa tus analíticas y descubre bajo qué circunstancias los usuarios visitan tu site. El Mobile First es una tendencia y como tal podemos encontrar tanto gente a la que le encanta como gente que lo odia. Desde IEBS te recomendamos que evites caer en ninguno de estos dos grupos y usarlo cuando más útil te pueda ser validando tu decisión con datos reales.

¿Cuál crees que se adapta más a tu negocio? Si buscas conocer las posibilidades que te ofrecen los dispositivos, las tecnologías y los canales de comunicación y marketing móviles ¿por qué no le echas un ojo al Máster en Mobile Business: tecnologías, apss y marketing para móviles? Seguro que encontrarás lo que andas buscando.

Por Claudia Roca Martínez